Reseña

Videos

 

Lo que queda

Duele más tu partida

cuando está en todas partes:

el quieto sillón no cuenta historias,

la almohada murmura pensamientos inconclusos,

los abrigos agotaron sus inviernos

y los mortales inmortales retratos me observan

mientras el perfume envejece y se distancia.

 

Tendrá que ser soportable

el silencio gigantesco tras la puerta,

que las frutas crezcan sin tus manos,

ver tus zapatos olvidando los caminos.

 

Lo terrible no será la loza y las espigas,

sino la dura casa del regreso

sin tu canto.

 

Si los que parten se lo llevaran todo

aún nos quedaría este vacío.

 

III

 

1

 

Existo:

vagabunda de mi raza.

Sobrevivo al mundo del otro lado del cristal,

sin más apuestas que los pájaros,

con el dolor de la distancia en cada sombra

y una falsa creencia en la luz.

 

2

 

Quiero mover estas cadenas

imperturbables de la muerte.

Que pongan en mi equipaje

un martillo y un cincel

—algo en mí va a querer escapar.

 

3

 

Yo quiero una pared azul

y unas cuantas llaves perdidas

para abrir la puerta.

 

 

4

 

En esta esquina no llueve.

A partir de los límites del techo

cae la libertad del mundo

y aquí solo llegan algunas gotas

que intentan sustituirme

porque lloví ayer.

 

Pero mi libertad no cayó.

 

5

 

Primero dudé si vivías,

luego sangré tu existencia por siglos y siglos.

Ahora todavía me reprocho este vacío.

 

6

 

Eres mi reflejo

que desde tu mundo inverso

respondes el acertijo del vuelo?

 


 

7

 

Nunca la obscuridad nos llena totalmente.

Los cuerpos son demasiado libres

y las sombras

demasiado estrictas.

 

8

 

Culpé a la humanidad por condenarme

a los naufragios,

lo peor de todo

es que me creí las orillas

y el cuento de la sobrevivencia.