Reseña

Galería

Videos

 

EL CONCEPTO DE LA ANGUSTIA


El mundo se acumula en la ventana
donde he tallado el molde de mis codos
con golpes de costumbre. Pasan todos
y nadie queda: recia Ley Humana.

La arritmia de las tardes, la quietud
imponen su gobierno en el vacío
de un tiempo detenido, en el hastío
que abrasa con perversa lentitud.

El mundo se somete a este rectángulo
inmóvil, tragaluz donde el funámbulo
que soy rumia su Culpa y no se queja.

Me gasto en la ventana y doy la vida
al hueco de esta cárcel preferida:
Yo soy el prisionero. Yo la reja.