Reseña

Videos

Galeria

Ovación

Entro en el submundo de los veedores del fútbol

como en las arcas del Infierno, por supuesto,

hay risas gritos humo de cerveza

y ese olor tan característico…

hay torneos:

los veedores se piden las cabezas

se amenaza con violar al cabecilla

o a la novia del cabecilla

de cada bando contrario.

 

Tiemblo

me pregunto quién será el cabecilla de nuestro bando

sé que a este hora

ningún striptease los sacará de quicio

los meterá en cintura

con el ojo en el gol

 

pero también sé que si perdiéramos

si fueras tú el cabecilla

olvidado de ti

me violarán 1, 2, 3 mil vencedores

no mirando mi carne

sino la portería.

 

Maldito cuerpo de mujer

con esta forma de falsa valla

red encubierta

que no tiene el valor de la penetración en público.

 

A fin de cuentas

qué es un gol sino una violación

cien mil veces aclamada

bajo el cielo

en la garganta abierta del estadio.

Esta selección  de poemas pertenece al libro "La casa de los novios" al  momento de la presente publicación electrónica  el ejemplar se encuentra inédito.