Reseña

Videos

 

Dolores

Me duelen los hierros de Frida Khalo
todos los días duelen.
Como si estuviera entre los espíritus que me asedian.
Diego Rivera —el sapo— sobre Frida
me duele.
Me duele el sol también sobre las piernas
y el colchón aplastado
me duele la soledad cuando hace frío
y este hablar y estos cantos
de cabeza
porque nunca brotan a mis labios.
Me duele no volar
no desdoblarme en mil.
Quiero otro nombre y otra tierra
en donde las palmeras sean exóticas.
Me duele la pobre oreja de Vincent
Vincent tan pobre pintando girasoles con una sola oreja.
Y me duele Bethoven
sin orejas.
Como diría el pastor
«tanto dolor se agrupa en mi costado
que por doler, me duele hasta el aliento».
Y me duele Joaquín Sabina el tan canalla
y aquella armónica que le compré a un amante.
Últimamente todo me duele.
Pero yo soy feliz.
Debe ser el colchón.

 

Esta selección  de poemas  al  momento de la presente publicación electrónica  el ejemplar se encuentra inédito.

 

[…]aquellas banderas
de la patria, de la primavera.
Joaquín Sabina

En los actos que celebran en mi patria reparten banderitas cubanas que la gente, quiero decir, los convocados, ondean de una manera extraña. Yo casi nunca alcanzo. El bloqueo: el papel y la tinta. Los palitos. La estrella.
Decía que se impone un movimiento de atrás hacia delante que no es precisamente ondear. Ondear es otra cosa.
Cuando termina el acto, la marcha, la indignación, un mar de banderitas maltrechas, pisoteadas, alfombran la ciudad. Las recojo una a una y, en mi casa, entre mi madre y yo, las alisamos, les sacudimos las patadas.
Algunas veces se las regalo a mis amigos dentro de un libro. Las otras, las ponemos a ondear hasta que el sol de Cuba les come los colores.

La presente selección pertenece al  libro "Escuerzos".

 Publicado por  Ediciones Hermanos Loynaz, 2009